La cabaña. Mª Carmen Castillo

la virgulilla- la cabañaLA CABAÑA

 

Tenían ocho años cuando la construyeron como símbolo de su independencia, con ramas y restos de ladrillos y palés. Alfie se llevó un buen golpe cuando se desplomó parte del sencillo techo y sufrió varias heridas, al cortar la madera con un serrucho. Nando reveló sus dotes para la organización, porque sin mancharse las manos, dirigió con eficacia toda la operación de construcción. Joselito resultó ser el más previsor, porque aportó un plástico grueso que ataron al techo y evitó que se empaparan durante una épica tormenta de agosto, porque había visto la predicción meteorológica. Marieta surtió de golosinas y bebidas a toda la pandilla, siendo recibida en el refugio secreto con alegría, a pesar de ser una chica. Arturito despreció a sus amigos por pasar el verano metidos en aquel tugurio. Él quería disfrutar de su recién inaugurada libertad, aunque estuviera solo.

Años más tarde, los amigos regresaron al pueblo para asistir al entierro del infeliz Alfredo, quien había sufrido multitud de accidentes, hasta que el último le costo la vida. Fernando dejó su elegante gabinete de arquitectura por un día, aunque era un hombre muy ocupado. José confió a su compañera la predicción meteorológica en la televisión. María les agasajó en su restaurante, el mejor del pueblo y posiblemente de toda la provincia.

Fernando y José preguntaron por Arturo, que no había asistido al funeral de aquel amigo de su infancia. María les contó que se había convertido en un mendigo sin techo, debido a sus ansias de libertad y a su incapacidad para adaptarse. Ahora vivía entre las ruinas de aquella sencilla cabaña.

Cuando fueron a verle, antes de regresar a sus quehaceres, Arturo les miró con una expresión que parecía vacía, pero sus palabras estuvieron marcadas por una amarga sabiduría.

-Parece que la puta cabaña resultó profética en cuanto a nuestro destino, chicos. ¡Me cago en mis muertos! ¡Ojalá hubiera jugado con vosotros aquel verano!

Sus antiguos amigos estuvieron de acuerdo con él.

Anuncios

Un comentario en “La cabaña. Mª Carmen Castillo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s